-1.2 C
New York
martes, febrero 20, 2024

Recetas Saludables

Recetas saludables como pilar de nuestras vidas

Consejos para una dieta sana

Para mantener nuestro cuerpo sano y en óptimas condiciones, es necesario llevar a cabo algunos hábitos saludables, como comer sano o tener un día de descanso.

Sin embargo, muchas veces pasamos por alto algunos de los hábitos más importantes a la hora de comer.

Estos consejos ayudarán a nuestro organismo a asimilar mejor los alimentos que consumimos, haciendo que funcione mejor, y podremos potenciar diversas funciones de nuestro cuerpo.

Acostúmbrese a beber agua

Determinados factores son decisivos a la hora de hidratarse, como el peso de una persona, la actividad que realiza o el lugar donde vive. Sin embargo, existen algunas pautas generales que pueden aplicarse a la gran mayoría de las personas en relación con este aspecto, como 7-8 vasos de agua al día.

Como señalábamos antes, factores como el peso o la actividad física son determinantes, sin embargo, entre 7 y 8 vasos de agua es la cantidad más recomendable para el buen funcionamiento del organismo; en caso de mayor peso o actividad física muy extenuante, se deben añadir dos o tres vasos más. Esto ayudará a mejorar funciones corporales como la circulación sanguínea, entre otras.

Otros beneficios de la hidratación son limitar los problemas cardiovasculares y reducir la probabilidad de infartos. Además, la hidratación favorece una mejor salud bucodental, ya que contribuye a una mejor composición de la saliva y, por tanto, a un mejor control de las bacterias en nuestra boca. Por último, hace que los riñones, el hígado, el corazón y las articulaciones funcionen mejor, y también refuerza el sistema inmunitario.

Leer  Plan de entrenamiento de músculos magros para principiantes

Seguir un programa para comer y masticar correctamente

Estas dos pautas presentadas anteriormente harán que los alimentos que consumimos sean asimilados de forma más adecuada por nuestro organismo. En primer lugar, cuando comemos a una hora determinada y la respetamos a diario, cuidamos mejor nuestro metabolismo, ya que no se verá afectado negativamente provocando problemas gástricos, de colesterol, aumento de peso o diabetes.

Tomar los alimentos a una hora determinada cada día también permitirá que nuestro cuerpo acostumbre a su reloj biológico a adquirir los nutrientes necesarios a esas horas concretas, facilitando así la digestión en un alto grado. Del mismo modo, mantener el orden en nuestras comidas nos permitirá controlar mejor nuestro peso corporal.

En segundo lugar, cuando ingerimos alimentos de forma desordenada, sin masticar correctamente, cometemos el error de no facilitar una buena digestión de los alimentos que consumimos. Una de las claves de una dieta sana es masticar bien los alimentos. Cabe señalar que hay alimentos que, por su consistencia, deben masticarse más o menos que otros, sin embargo, podríamos aplicar la masticación al menos 50 veces, a cada uno de los alimentos que consumimos para que, una vez masticados, puedan entrar al estómago de una manera que ayude a la digestión, y así recibir mejor los nutrientes en nuestro organismo.

Controlar las emociones

Cuando se trata de comer, parecería que las emociones no juegan ningún papel y que se trata de un asunto completamente neutral, sin embargo, las emociones tienen un efecto importante en nuestro cuerpo a la hora de comer. No será lo mismo si comemos con una emoción negativa, que cuando nuestras emociones están equilibradas.

Leer  Reduce el consumo de carne con la dieta flexitariana: Beneficios y consejos

Uno de los efectos negativos de comer cuando nos asaltan emociones negativas es consumir alimentos ricos en grasas, lo que provocará un posible efecto sobre nuestro peso y un empeoramiento de nuestra calidad de vida si adquirimos este hábito negativo.

Esta reacción casi instintiva de nuestro organismo se debe a que nuestros antepasados se sentían muy estresados por la dificultad de conseguir alimentos; este estrés, motivado por el hambre, hizo que nuestros antepasados ansiaran alimentos grasos para mitigar el hambre y recibir los nutrientes que se convertirían en energía corporal. Hoy en día, aún quedan vestigios de este estrés y es por este motivo, aunque esté motivado por otros estímulos, que cuando nos sentimos estresados nos apetecen los alimentos grasos.

Para evitar estos efectos negativos, es aconsejable realizar ejercicios que favorezcan el buen humor, por ejemplo, los ejercicios de respiración son muy útiles para recuperar el equilibrio cuando se ha perdido o para mantener un buen estado de ánimo. Esto es importante porque la nutrición está estrechamente relacionada con el estado emocional, por lo que una buena dieta de alimentos saludables puede ayudar a tener una mejor salud emocional.

Comer bien es una parte muy importante de una buena salud, por lo que es aconsejable evitar el consumo excesivo de alimentos procesados o grasas saturadas o trans, y cambiar esta dieta por una rica en antioxidantes y micronutrientes; este tipo de dieta incluye más verduras, frutas y hortalizas, en mayor proporción que los alimentos procesados, que deben eliminarse de la dieta.

Related Articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Latest Articles