-1.2 C
New York
martes, febrero 20, 2024

Ravioli rellenos de espinaca y ricota

 

Ingredientes para los raviolis de espinacas 420 g de harina de trigo 2 huevos 3 cucharadas de aceite de oliva suave gr de sal Para el relleno 1 cebolla 2 cucharadas de aceite de oliva 1 diente de ajo 100 ml de caldo de verduras 300 g de espinacas 100 g de queso parmesano 20 g de ricota 10 g de mantequilla Perejil y sal para al gusto Preparación Poner la harina en un bol grande y mezclarla con la sal. Hacemos un hueco en medio de la harina, como si fuera un volcán, y en medio añadimos los huevos y el aceite. Estos procesos son muy similares a la hora de preparar los postres, el tratamiento de las harinas y las mezclas. Si la pasta no te quedó muy correcta, puedes consultar consejos para postres. Nos lavamos las manos con abundante agua y seguimos mezclando todos los ingredientes hasta conseguir una masa homogénea y tersa. Formamos una bola y la dejamos reposar al menos 10 minutos. Mientras tanto, lavamos bien la cebolla, la pelamos y la cortamos en trozos muy finos. Hacemos lo mismo con el ajo. También tenemos que lavar y secar las espinacas. Pasado el tiempo de reposo, amasamos un poco la masa para estirarla y la pasamos por la máquina de pasta. Empezamos con el nivel 1, luego pasamos al 2, 3 y así sucesivamente hasta llegar al nivel que estimemos oportuno. Es importante espolvorear harina entre amasados ​​para evitar que la masa se pegue a la máquina. Cuando está bien, lo reservamos. Seguimos con el relleno de los raviolis. En una sartén antiadherente añadimos las dos cucharadas de aceite de oliva y añadimos nuestra cebolla ya picada. Lo freímos a fuego medio durante unos minutos antes de añadir el ajo. Añadimos también el caldo de verduras, ya sea casero o comprado, y cocinamos unos minutos más hasta que se evapore. Cuando el caldo haya reducido, añadimos las espinacas y salteamos. Cuando estén tiernas, retíralas de la sartén y enfríalas a temperatura ambiente. Ya completamente frías, las colocamos en un colador y las escurrimos bien, intentando que suelten toda el agua. Después de escurrirlas, las trasladamos a un recipiente grande y añadimos la mitad del queso parmesano, es decir 0g, previamente rallado y la ricota. Salpimentamos al gusto. Ponemos sobre la mesada la mitad de nuestra masa estirada, previamente limpia y enharinada. Echamos el relleno de nuestros raviolis en la masa, como un pequeño montón, procurando que quede separación entre ellos. Cuando hayas terminado de poner las espinacas con la ricota, extiende la otra mitad de la masa encima. Cortar los ravioles, utilizando un cuchillo o un cortador de masa, asegurándose de que queden bien sellados. Si es necesario, podemos humedecer los bordes con agua para asegurar un mejor sellado. En una olla grande ponemos a hervir agua para cocer nuestros ravioles. Las dejamos solo 2 minutos a fuego medio, las retiramos y las escurrimos. Mientras tanto, picamos el perejil fresco y rallamos la otra mitad del queso parmesano. Derretir la mantequilla en una sartén hasta que esté líquida. Servimos nuestros raviolis de espinaca y ricotta, vertemos la mantequilla por encima y espolvoreamos con perejil y queso.

Leer  Fajitas de Pollo ≫ Recetas Fitness

Tipo:
Ravioli rellenos de espinaca y ricotta Light

Cocina:
Ravioli rellenos de espinaca y ricotta Fitness

Palabra clave:
Receta de Raviolis rellenos de espinacas y ricotta saludable

Rendimiento de recetas:
4

Tiempo de preparación:
PT1M

Hora de cocinar:
PT1M

Tiempo Total:
PT30M

Ingredientes de la receta:

  • 420 g de harina de trigo
  • 3 cucharadas de aceite de oliva ligero
  • gramos de sal
  • 2 huevos

Instrucciones de la receta:
En un bol grande, ponemos la harina y la mezclamos con la sal. Hacemos un hueco en medio de la harina, como si fuera un volcán, y en medio añadimos los huevos y el aceite. Estos procesos son muy similares a la hora de preparar los postres, el tratamiento de las harinas y las mezclas. Si la pasta no te quedó muy correcta, puedes consultar consejos para postres. Nos lavamos las manos con abundante agua y seguimos mezclando todos los ingredientes hasta conseguir una masa homogénea y tersa. Formamos una bola y la dejamos reposar al menos 10 minutos. Mientras tanto, lavamos bien la cebolla, la pelamos y la cortamos en trozos muy finos. Hacemos lo mismo con el ajo. También tenemos que lavar y secar las espinacas. Pasado el tiempo de reposo, amasamos un poco la masa para estirarla y la pasamos por la máquina de pasta. Empezamos con el nivel 1, luego pasamos al 2, 3 y así sucesivamente hasta llegar al nivel que estimemos oportuno. Es importante espolvorear harina entre amasados ​​para evitar que la masa se pegue a la máquina. Cuando está bien, lo reservamos. Seguimos con el relleno de los raviolis. En una sartén antiadherente añadimos las dos cucharadas de aceite de oliva y añadimos nuestra cebolla ya picada. Lo freímos a fuego medio durante unos minutos antes de añadir el ajo. Añadimos también el caldo de verduras, ya sea casero o comprado, y cocinamos unos minutos más hasta que se evapore. Cuando el caldo haya reducido, añadimos las espinacas y salteamos. Cuando estén tiernas, retíralas de la sartén y enfríalas a temperatura ambiente. Ya completamente frías, las colocamos en un colador y las escurrimos bien, intentando que suelten toda el agua. Después de escurrirlas, las trasladamos a un recipiente grande y añadimos la mitad del queso parmesano, es decir 0g, previamente rallado y la ricota. Salpimentamos al gusto. Ponemos sobre la mesada la mitad de nuestra masa estirada, previamente limpia y enharinada. Echamos el relleno de nuestros raviolis en la masa, como un pequeño montón, procurando que quede separación entre ellos. Cuando hayas terminado de poner las espinacas con la ricota, extiende la otra mitad de la masa encima. Cortar los ravioles, utilizando un cuchillo o un cortador de masa, asegurándose de que queden bien sellados. Si es necesario, podemos humedecer los bordes con agua para asegurar un mejor sellado. En una olla grande ponemos a hervir agua para cocer nuestros ravioles. Las dejamos solo 2 minutos a fuego medio, las retiramos y las escurrimos. Mientras tanto, picamos el perejil fresco y rallamos la otra mitad del queso parmesano. Derretir la mantequilla en una sartén hasta que esté líquida. Servimos nuestros raviolis de espinaca y ricotta, vertemos la mantequilla por encima y espolvoreamos con perejil y queso.

Leer  Atún con Tomate (Ensalada)

 

 

Artículo anterior
Artículo siguiente

Related Articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Latest Articles