-1.2 C
New York
lunes, marzo 4, 2024

«Me quedan meses de vida» Le dijeron que era un conducto obstruido, pero en realidad era cáncer en etapa 4


Lindsey Parr Gritton se encontraba en una de las etapas más emotivas para una mujer; estaba a semanas de dar a luz a su segundo bebé cuando una bolita en uno de sus senos cambió su vida por completo. Sí, se trataba de cáncer de mama en etapa 4.

Todo comenzó cuando se encontraba en la semana 36 de gestación. Preocupada por un bulto que le ardía en el pecho, decidió adelantar su visita con la ginecóloga.

El primer diagnóstico fue que se trataba de un conducto de leche obstruido, lo que provoca una afección llamada mastitis.

También te puede interesar: Qué es el cáncer de mama

¿Qué es la mastitis?

Básicamente, se trata de una inflamación del tejido mamario que en ocasiones implica una infección. Si bien suele afectar más a mujeres que se encuentran en el proceso de lactancia, también puede ocurrir en mujeres que no han estado embarazadas e incluso en hombres, describe el Instituto Médico Mayo Clinic.

Algunos de sus síntomas, algunos de los cuales pueden esconder otras enfermedades, son:

1- Sensibilidad en las mamas al contacto.
2- Hinchazón de las mamas o bulto.
3- Dolor o sensación de ardor de forma constante que va acompañado de enrojecimiento de la piel.

También te puede interesar: 20 señales de que podrías tener cáncer de mama

Ecografía, una petición que salvó su vida

La joven madre no se quedó tranquila con la idea de que se trataba de una mastitis, pidió que se le realizara una ecografía. El mismo día en que se la realizaron, recibió la llamada que cambiaría su vida y la de su familia, «altamente sospechoso de cáncer».

Leer  ¿Cómo funciona un seguro de viaje?

La ecografía es un estudio seguro para las mujeres embarazadas, ya que consiste en el uso de ondas de sonido de alta energía (ultrasonido) para observar los tejidos y órganos del cuerpo, señala el National Cancer Institute.

Una lucha de vida y muerte contra el cáncer de mama

Después de recibir el resultado de la ecografía, la futura madre se sometió a una biopsia donde se descubrió que se trataba de un cáncer agresivo, que tenía dos tumores y varios ganglios linfáticos enfermos.

Sin embargo, no se dio por derrotada. En la semana 37 se le adelantó el parto para que una semana después comenzara su tratamiento de quimioterapia.

Actualmente, su cáncer se encuentra en remisión, y su caso es un ejemplo de vida, pero en especial de supervivencia. Ya que si no te sientes del todo segura de un diagnóstico, es importante exigir que se exploren otras opciones.





Source link

Related Articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Latest Articles