-1.2 C
New York
lunes, febrero 26, 2024

la estrella del microbioma que debe conocer

Este blog no pretende proporcionar diagnóstico, tratamiento o consejo médico. El contenido de este blog es únicamente de carácter informativo. Consulte con un médico u otro profesional de la salud sobre cualquier diagnóstico médico u opciones de tratamientos médicos relacionados con su salud. La información de este blog no se debe considerar como sustituto del consejo de un profesional de la salud. Las afirmaciones realizadas sobre productos específicos en este blog no han sido aprobadas para diagnosticar, tratar, curar o prevenir enfermedades.

 

Las investigaciones acerca del microbioma intestinal están descubriendo posibles nuevas especies probióticas que podrían revolucionar la medicina. El microbioma intestinal es un sistema diverso y complejo compuesto de material genético de billones de microorganismos (microbiota). Sin duda, el microbioma es un factor que contribuye en gran medida a nuestra salud y bienestar. 

Las investigaciones muestran que el microbioma afecta profundamente varios sistemas y desempeña papeles fundamentales en la salud digestiva, inmunitaria y mental. Un desequilibrio en el microbioma intestinal podría generar una amplia gama de problemas, que van desde los síntomas ocasionales de malestar digestivo, como gas e hinchazón, hasta dificultades sistémicas más amplias, como obesidad, diabetes, enfermedad de Alzheimer e inflamación, etc.

La bacteria Akkermansia muciniphila es especialmente interesante, ya que desempeña un papel fundamental en la salud del recubrimiento intestinal y promueve una mejor acción de la insulina para ayudar a combatir la obesidad y controlar el nivel de azúcar en la sangre. Los efectos no están limitados a los efectos de sus probióticos vivos, sino más bien a algunos de los compuestos que la misma bacteria produce. 

Como resultado, se ha demostrado que la A. muciniphila es más efectiva cuando está muerta que cuando está viva. No es la única que produce este efecto; varios organismos probióticos que producen ácido láctico, como los lactobacilos y las bifidobacterias también han sido efectivas cuando se las mata con calor. La efectividad de estos microbios «zombi» o muertos está desafiando el dogma comercial de que solo las bacterias probióticas vivas (expresadas en unidades formadoras de colonias, CFU) son efectivas. Este no es el caso de la A. muciniphila.

¿Qué hace que la Akkermansia muciniphila sea importante?

La Akkermansia muciniphila desempeña un papel fundamental en la salud de las capas de mucina, protegiendo a las células que recubren el tracto intestinal. Ese es el motivo por el que se le da su nombre de cepa, muciniphila: el sufijo phila, proveniente del latín, significa amor. Por lo tanto, muciniphila se traduce como «amor de mucina».

La A. muciniphila trabaja con las células epiteliales que recubren los intestinos para producir mucina. Y eso contribuye en gran medida a proteger el recubrimiento intestinal del daño. Entonces, no es de sorprender que los niveles más altos de A. muciniphila estén asociados con una mejora en la función de la barrera intestinal, menor permeabilidad intestinal (intestino permeable) y una mejora en la función digestiva y de absorción. Sin una cantidad adecuada de A. muciniphila, la barrera intestinal se ve comprometida, dando lugar a la absorción de toxinas provenientes del intestino que estimulan en exceso el sistema inmunitario y producen mucha inflamación. Estas toxinas provenientes del intestino también pueden dar lugar a una afección llamada hígado graso no alcohólico y producir efectos sistémicos inflamatorios que pueden provocar artritis, trastornos cutáneos, enfermedades cardiovasculares y alteraciones cerebrales1-6.

La A. muciniphila y la diabetes

Todos los efectos sobre las capas de mucina por parte de la Akkermansia muciniphila son interesantes, pero lo que emociona a los investigadores son sus efectos sobre la diabetes y la obesidad. 

A medida que los niveles de A. muciniphila disminuyen en el microbioma humano, la obesidad, diabetes, inflamación y trastornos metabólicos aumentan. A medida que los niveles de A. muciniphila aumentan en el microbioma humano, los índices de obesidad, diabetes, inflamación y trastornos metabólicos disminuyen. La hipótesis es que estos trastornos están asociados con una función alterada de la barrera intestinal debido a una reducción en la protección de la mucina, lo que da lugar a la absorción de muchas toxinas provenientes del intestino que activan una serie de diversos sistemas que promueven la inflamación crónica y la resistencia a la insulina1-7.

¿Qué dice la investigación acerca de la A. muciniphila?

El primer ensayo clínico realizado en humanos con Akkermansia muciniphila fue publicado en la edición en línea de la revista Nature Medicine el 1 de julio del 2019. Treinta y dos personas con prediabetes y evidencia de síndrome metabólico (obesidad abdominal, nivel elevado de lípidos en la sangre, presión arterial alta, etc.) fueron dividas en grupos de forma aleatoria para recibir un placebo o A. muciniphila viva o muerta por calor (pasteurizada). Los grupos de tratamiento activo que consumieron A. muciniphila tomaron alrededor de 10 mil millones de bacterias (muertas o vivas) por día durante tres meses.

El propósito principal del estudio fue evaluar la seguridad. La A. muciniphila pasó la prueba con creces. También mostró efectos señalados en varios marcadores del metabolismo y la salud general. En comparación con el placebo, la sensibilidad a la insulina aumentó mientras que el colesterol total y algunos marcadores de la inflamación y la función hepática mejoraron. También hubo una disminución considerable en la cantidad de glóbulos blancos (WBC) en aquellos que recibieron la bacteria. La idea es que el refuerzo de la barrera intestinal redujo la absorción de aquellas toxinas de origen intestinal que generan un aumento en los niveles de glóbulos blancos. La absorción de las toxinas provenientes del intestino también es uno de los principales factores que causan un deterioro en la función hepática.

Leer  Limpieza con jugos de 48 horas

Aquí está la parte interesante del estudio, las bacterias muertas superaron en rendimiento a las bacterias vivas. He estado haciendo hincapié en este efecto para ciertos probióticos por años, pero mayormente a oídos sordos. El mercado está enfocado en las unidades formadoras de colonias por sobre los datos clínicos. Ese es un error. El enfoque debería estar sobre las formas y dosis probadas clínicamente.

Cada vez hay más investigaciones acerca de los probióticos muertos y no viables, incluida su efectividad para la diarrea e infecciones gastrointestinales, mejora y regulación en el sistema inmunitario, modulación de la microbiota intestinal y recuperación de la lesiones intestinales. 

Estas preparaciones bacterianas son conocidas como «probióticos fantasma», «posbióticos», «probióticos desactivados» y, ahora, los «paraprobióticos». Los beneficios de algunos productos no tienen ninguna relación con que el organismo esté vivo, sino que se deben a los componentes celulares únicos de las bacterias que están allí, ya sea que la bacteria esté viva o muerta8. Ese es el caso de la A. muciniphila.

Una de las características fundamentales de la A. muciniphila es que es muy «viscosa» porque está cubierta por moléculas conocidas como exopolisacáridos. Estos compuestos viscosos evitan que los glóbulos blancos descompongan una proteína beneficiosa conocida como Amuc_1100, que se encuentra en la membrana celular que rodea a la A. muciniphila. Resulta que esta proteína es el secreto de los efectos beneficiosos de la bacteria.

Cuando se administra Amuc_1100 purificada a ratones, esta ejerce los mismos efectos que las bacterias vivas o muertas por calor. Las bacterias muertas por calor producen mejores efectos que la forma viva de A. muciniphila porque elimina la capa de exopolisacáridos, pero deja intacta a la Amuc_1100. A continuación, la Amuc_1100 actúa sobre las células que recubren los intestinos para estrechar el espacio entre las células, reducir la inflamación y evitar la absorción de toxinas provenientes del intestino, que produce resistencia a la insulina, enfermedad de hígado graso no alcohólico, obesidad y diabetes tipo 21-6.

La A. muciniphila y el control del nivel de azúcar en la sangre

Como probiótico, la Akkermansia muciniphila viva podría ayudar a mejorar el nivel de la bacteria en el microbioma intestinal. Y este incremento podría dar lugar a beneficios clínicos. Otro estudio de tipo doble ciego realizado en 76 personas con diabetes tipo 2 evaluó una fórmula que contenía A. muciniphila viva con otras cuatro bacterias: Clostridium beijerinckii, Clostridium butyricum, Bifidobacterium infantisAnaerobutyricum hallii9. Las personas en el grupo del probiótico que también estaban tomando el medicamento metformina con este probiótico a una dosis de 3 cápsulas dos veces por día durante 12 semanas experimentaron una mejora en el control del nivel de azúcar en la sangre, en comparación con el grupo del placebo. 

En concreto, después de 12 semanas de usar el suplemento, se observaron mejoras modestas en las mediciones del nivel de azúcar en la sangre, en comparación con la base de referencia, en una prueba estándar de tolerancia a la comida de 3 horas y los niveles de A1C. El A1C es una medición del control del nivel de azúcar en la sangre de 3 meses. Después de 12 semanas de uso del suplemento probiótico, la medición de A1C se redujo en 0.6 %. Se necesita descubrir qué cantidad de A. muciniphila contribuyó a la mejora, ya que las otras bacterias también ayudan a reforzar el control del nivel de azúcar en la sangre.

Mejorar el crecimiento de la A. muciniphila en su microbioma intestinal

Si bien la Akkermansia muciniphila ahora está disponible como probiótico, también es esencial aprovechar factores nutricionales que fomentan el crecimiento de esta bacteria. A menudo, los organismos adecuados en nuestro microbioma ya están allí; estos necesitan sustento, al igual que el césped necesita un suelo adecuado y fertilizante. 

Enfocarse en crear un «suelo» adecuado para que crezca la A. muciniphila y otros probióticos beneficiosos es importante para establecer un microbioma óptimo. Se ha demostrado que algunas cosas son efectivas para promover el crecimiento de la A. muciniphila, en especial una dieta FODMAP (oligosacáridos, disacáridos, monosacáridos y polioles fermentables), flavonoides, aceites de pescado y berberina.

¿Qué es una dieta FODMAP?

FODMAP es el acrónimo de:

  • Fermentable: alimentos que se descomponen rápidamente (fermentados) por las bacterias en el intestino grueso
  • Oligosacáridos: «oligo» significa «pocos» y «sacárido» significa azúcar. Estas moléculas están compuestas de azúcares individuales unidos en una cadena. Los granos son una fuente común de oligosacáridos.
  • Disacáridos: «di» significa dos azúcares, así que un disacárido comprende 2 moléculas de azúcar unidas. La sacarosa es un disacárido.
  • Monosacáridos: «mono» quiere decir uno, así que monosacárido es una sola molécula de azúcar. La fructosa es un monosacárido.
  • y 
  • Polioles: estos son alcoholes de azúcar, a menudo usados como edulcorantes. Algunos ejemplos son el xilitol, maltitol y eritritol.
Leer  Pruebe este plan de entrenamiento de verano saludable y en forma de 4 semanas

No todos los FODMAP promueven la salud. Aquí hay una lista de algunos alimentos e ingredientes comunes que son ricos en FODMAP que promueven la salud y que pueden promover el crecimiento de la A. muciniphila10:

  • Verduras: alcachofas, espárragos, brócoli, remolacha, coles de Bruselas, repollo, coliflor, ajo, hinojo, puerro, hongos, okra, cebollas, arvejas y chalotes.
  • Fruta: manzanas, albaricoque, arándanos, bayas de Boysen, cerezas, dátiles, higos, peras, duraznos, sandía.
  • Legumbres: frijoles, garbanzos, lentejas, frijoles rojos, frijoles cocidos, semillas de soja.
  • Granos sin gluten: avena, amaranto, trigo sarraceno, arroz (integral, blanco, silvestre), mijo, quinua y sorgo

Los flavonoides promueven el crecimiento de la A. muciniphila

Los flavonoides son pigmentos vegetales y compuestos saludables que se encuentran en las bayas así como en muchas otras frutas, en el té verde, en el chocolate negro, en verduras de hojas verdes y en legumbres. Estos son fundamentales para la salud del microbioma. Se ha demostrado que los flavonoides incrementan notablemente el crecimiento de la A. muciniphila10,11. Las fuentes nutricionales de los flavonoides también brindan otros componentes (p. ej., fibras prebióticas) que promueven un microbioma saludable. El flavonoide quercetina es una buena opción para aquellos que buscan un refuerzo adicional, al igual que los extractos de granadasemillas de uvacorteza de pinoté verdearándano

Los aceites de pescado incrementan la A. muciniphila

Los ácidos grasos omega 3 en los aceites de pescado, principalmente el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA), ejercen profundos efectos sobre el microbioma, incluida la capacidad de fomentar mayores niveles de A. muciniphila13.

La berberina incrementa el crecimiento de la A. muciniphila

La berberina es un alcaloide que se encuentra en muchas plantas, en particular en el sello de oro (Hydrastis canadensis) y el agracejo (Berberis vulgaris). La berberina ejerce efectos beneficiosos considerables sobre la salud digestiva y el microbioma, entre ellos, el aumento de los niveles de A. muciniphila. Este efecto explica, en parte, los resultados positivos observados al usar suplementos de berberina en los ensayos clínicos, relacionados con la mejora en el nivel del azúcar en la sangre, fomento del control del peso, mantenimiento de los niveles normales de lípidos en la sangre y la mejora de la función hepática14.

Comentarios finales

Una de las características beneficiosas de la mayoría de las dietas saludables, como la dieta mediterránea, es que son una fuente rica de compuestos que promueven el crecimiento de la A. muciniphila

Las dietas populares, como la dieta cetogénica y la dieta paleo, a menudo presentan deficiencia de alimentos que promueven el crecimiento de este organismo vital. Es posible que estas personas tengan que complementar su dieta con prebióticos, extractos ricos en flavonoides, aceites de pescado y formas concentradas de alimentos vegetales como la espirulina, el jugo de cebada forrajera y otros productos vegetales.

Referencias:

  1. Pellegrino A, Coppola G, Santopaolo F, et al. Role of Akkermansia in Human Diseases: From Causation to Therapeutic Properties. Nutrients. 2023 Apr 8;15(8):1815. 
  2. Jian H, Liu Y, Wang X, et al. Akkermansia muciniphila as a Next-Generation Probiotic in Modulating Human Metabolic Homeostasis and Disease Progression: A Role Mediated by Gut-Liver-Brain Axes? Int J Mol Sci. 2023 Feb 15;24(4):3900.
  3. Cani PD, Depommier C, Derrien M, et al. Akkermansia muciniphila: a paradigm for next-generation beneficial microorganisms. Nat Rev Gastroenterol Hepatol. 2022 Oct;19(10):625-637. doi: 10.1038/s41575-022-00631-9. Epub 2022 May 31. Erratum in: Nat Rev Gastroenterol Hepatol. 2022 Jun 23;: PMID: 35641786.
  4. Zhang T, Li Q, Cheng L, Buch H, Zhang F. Akkermansia muciniphila is a promising probiotic. Microb Biotechnol. 2019 Nov;12(6):1109-1125.
  5. Rodrigues VF, Elias-Oliveira J, Pereira ÍS, et al. Akkermansia muciniphila and Gut Immune System: A Good Friendship That Attenuates Inflammatory Bowel Disease, Obesity, and Diabetes. Front Immunol. 2022 Jul 7;13:934695.
  6. Sanjiwani MID, Aryadi IPH, Semadi IMS. Review of Literature on Akkermansia muciniphila and its Possible Role in the Etiopathogenesis and Therapy of Type 2 Diabetes Mellitus. J ASEAN Fed Endocr Soc. 2022;37(1):69-74.
  7. Depommier C, Everard A, Druart C, et al. Supplementation with Akkermansia muciniphila in overweight and obese human volunteers: a proof-of-concept exploratory study. Nat Med. 2019 Jul;25(7):1096-1103.
  8. Monteiro SS, Schnorr CE, Pasquali MAB. Paraprobiotics and Postbiotics-Current State of Scientific Research and Future Trends toward the Development of Functional Foods. Foods. 2023 Jun 16;12(12):2394.  
  9. Perraudeau F, McMurdie P, Bullard J, et al. Improvements to postprandial glucose control in subjects with type 2 diabetes: a multicenter, double-blind, randomized placebo-controlled trial of a novel probiotic formulation. BMJ Open Diabetes Res Care. 2020 Jul;8(1):e001319.
  10. Chu N, Chan JC, Chow E. Is a diet high in FODMAPs as a novel dietary strategy in diabetes? Clin Nutr. 2022 Oct;41(10):2103-2112.
  11. Xu B, Qin W, Xu Y, et al. Dietary Quercetin Supplementation Attenuates Diarrhea and Intestinal Damage by Regulating Gut Microbiota in Weanling Piglets. Oxid Med Cell Longev. 2021 Dec 13;2021:6221012. doi: 10.1155/2021/6221012. PMID: 34950418; PMCID: PMC8689231.
  12. Rodríguez-Daza MC, de Vos WM. Polyphenols as Drivers of a Homeostatic Gut Microecology and Immuno-Metabolic Traits of Akkermansia muciniphila: From Mouse to Man. Int J Mol Sci. 2022 Dec 20;24(1):45.
  13. Roussel C, Anunciação Braga Guebara S, et al. Short-term supplementation with ω-3 polyunsaturated fatty acids modulates primarily mucolytic species from the gut luminal mucin niche in a human fermentation system. Gut Microbes. 2022 Jan-Dec;14(1):2120344.
  14. Dong C, Yu J, Yang Y, Zhang F, Su W, Fan Q, Wu C, Wu S. Berberine, a potential prebiotic to indirectly promote Akkermansia growth through stimulating gut mucin secretion. Biomed Pharmacother. 2021 Jul;139:111595.

 

Related Articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Latest Articles