-1.2 C
New York
martes, febrero 20, 2024

Huevos al horno

¿Quieres cocinar huevos en el horno? La verdad es que al principio puede sorprenderte pensar que simplemente no se pueden cocinar de esta manera. Pero la realidad es diferente.

Es una manera rápida y fácil de prepararlos, conservando todo su valor proteico, además de evitar el exceso de grasa de la cocción con aceite. No dudarás en hacértelas todas las semanas por su sencillez y ligereza, y ya está El objetivo de engordar o adelgazar empieza en la cocina.

Ingredientes de huevo al horno

Los ingredientes se duplicarán por cada 4 comensales

  • cuatro huevos
  • Tres lonchas de jamón York
  • queso rallado al gusto
  • albahaca seca al gusto
  • Cuatro cucharadas grandes de tomate frito
  • Sal al gusto
  • cucharada de aceite de oliva
  • pimienta negra al gusto

Preparación

  1. Precalentamos el horno a 200 grados. Mientras tanto, tenemos cuatro recipientes que contienen un chorrito de aceite de oliva y unas tiras de jamón York. No todos, ya que guardamos algunos para más adelante.
  2. Mezclar el jamón con el tomate y añadir una cucharadita de nata junto con la albahaca. A continuación, echamos una cucharada de la mezcla que hemos formado en cada uno de los moldes que vayamos a utilizar.
  3. Repartimos el jamón que habíamos reservado en los moldes. A continuación, cogemos los huevos, los rompemos y ponemos las claras en cada molde. Con la cuchara hacemos un pequeño hueco en estos recipientes y añadimos cada yema.
  4. Espolvorear con queso rallado y poner un poco de sal y pimienta. Cuando ya tenemos preparada la mezcla, solo horneamos a 200 grados durante 10 minutos.

Si queremos prepararlos para adelgazar reduciendo la cantidad de grasa y aceites en la dieta, como si quisiéramos engordar gracias a los valores proteicos, Los huevos al horno deben ser imprescindibles. También. Gracias a que podemos combinarlos con casi cualquier ingrediente apto para horno, se vuelven súper versátiles.

Leer  ≫ Aros de cebolla Fitness

Otra forma sería simplemente preparar los huevos, guardarlos y luego hacer tostadas con ellos, adaptándolos a nuestra dieta o nuestro menú semanal. Las opciones son virtualmente ilimitadas.

Si queremos engordar o adelgazar, hay que hacerlo con control

Al contrario de lo que muchos piensan, el sobrepeso y la obesidad no son solo problemas estéticos. Hay una serie de factores que indican cuán peligrosos son los kilos de más para nuestra salud y nuestro cuerpo. Enfermedades crónicas como diabetes, problemas cardiovasculares, así como problemas de órganos y articulaciones, problemas de sueño y problemas de energía. Estas son solo algunas de las condiciones que puede causar el sobrepeso.

¿Qué es el sobrepeso?

De la misma manera que pierdes peso quemando más calorías de las que comes, aumentas de peso cuando comes alimentos grasos y ricos en calorías con mucha frecuencia y no los quemas. Es cierto que de vez en cuando no está mal darse caprichos y exagerar con las comidas, pero si lo hacemos muy repetitivamente, acabamos acumulando cada vez más grasa en nuestro organismo; mientras que un poco no es malo, demasiado puede ser realmente dañino.

En los últimos años, cada vez más personas tienen sobrepeso. En la conocida “Epidemia de Obesidad” en la que vivimos actualmente, es más común encontrar alimentos ultraprocesados ​​que en el pasado, razón por la cual una mayor parte de la población sufre kilos de más. Esta epidemia es más frecuente en niños y adolescentes, ya que son los más expuestos a este tipo de alimentos nocivos. La hipertensión arterial, el colesterol y la diabetes son más frecuentes en este grupo de edad.

Leer  Transforma tu cuerpo en una semana con la dieta keto

Problemas derivados del aumento de peso descontrolado

La obesidad y el sobrepeso afectan no solo a nivel físico, sino también mental y psicológico. Algunos de los problemas resultantes son:

Asma: Ser obeso favorece a la persona que desarrolla asma o, si la ha tenido en el pasado, la empeora. Las actividades físicas diarias normales o los deportes cuestan más cuando tiene sobrepeso.

Niveles altos de colesterol: Tener niveles anormalmente altos de colesterol «malo» en la sangre, así como cantidades bajas de colesterol bueno, puede terminar causando problemas cardíacos graves.

grasa en el higado: Una gran cantidad de grasa en el hígado puede hacer que se hinche y provoque un daño permanente.

cálculos biliares: La acumulación de bilis termina endureciendo la vesícula biliar, en muchos casos requiriendo cirugía para aliviar esta condición.

 

Related Articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Latest Articles