-1.2 C
New York
lunes, marzo 4, 2024

Croquetas de jamón

Preparar unas croquetas de jamón caseras es muy difícil por la delicada bechamel que necesitan y también porque hay que darles la forma correcta de bolitas

Tipo:
Apto para croquetas de jamón

Cocina:
croquetas de jamón bajas en grasa

Palabra clave:
Receta de croquetas ligeras de jamón

Rendimiento de recetas:
6 porciones

Tiempo de preparación:
30 minutos

Hora de cocinar:
30 minutos

Tiempo Total:
1 hr

Ingredientes de la receta:

  • 200 gramos de jamón serrano, en dos lonchas muy gruesas. Si puedes elegir jamón ibérico o de bellota, te irán mucho mejor
  • 3 huevos grandes
  • Pan rallado grueso (podemos usar pan rallado fino, la única diferencia será el tipo de textura que tendrá)
  • harina disponible
  • Aceite de oliva virgen extra
  • un litro de leche
  • Una pizca de nuez moscada
  • 100 gramos de mantequilla
  • Sal al gusto

Instrucciones de la receta:

En primer lugar, tenemos que hacer la bechamel. Poner la mantequilla en una sartén a fuego lento. En cuanto esté líquido, separamos la sartén del conjunto y añadimos la harina. Removemos todo correctamente y con mucha rapidez, para que se forme una pasta homogénea y uniforme. Tenemos que asegurarnos de que no queden grumos. Para que no queden grumos, un truco es tocar la harina con las paredes del recipiente. Así te aseguras de que se hace correctamente.

A continuación, lo que queremos hacer es poner la sartén en el juego, añadimos un poco de leche, aproximadamente medio vaso. Seguiremos mezclando todo bien. En el momento en que se haya integrado todo correctamente (veremos que quede homogéneo), añadimos el resto de la leche. Es importante que no dejemos de remover con la ayuda de algún utensilio de cocina como por ejemplo unos palitos. El uso de varillas garantiza que no se formen grumos ni se peguen al fondo. Para evitar que se formen grumos, podemos tener la leche a temperatura ambiente o calentarla en el microondas durante uno o dos minutos. Es importante evitar añadirlo frío.

Leer  Ternera con Cebolla

Añadir un poco de nuez moscada y sal al gusto. Es importante que tengamos cuidado con la sal, ya que el jamón es salado de por sí, por lo que si añadimos demasiada, las croquetas quedarán saladas.

Corta rápidamente el jamón en dados muy finos y añádelo a la mezcla. Es importante que mientras cortamos el jamón, removamos la mezcla para evitar que se formen grumos.

Movemos todo durante unos veinte o treinta minutos. No debemos dejar de quitarlo. De esta forma conseguiremos que tengamos una pasta adecuada y perfecta para las croquetas. Sabemos que las croquetas están listas cuando se forman surcos mientras se revuelven y permiten ver claramente el fondo de la sartén.

En ese momento retiraremos la sartén del fuego. Verter la bechamel en otro recipiente y dejar enfriar con papel transparente. Primero, deja que se enfríe a temperatura ambiente y luego guárdalo todo en la nevera. Aunque podemos esperar a que se enfríe para luego empezar a trabajar, es más recomendable dejar reposar la masa durante 24 horas.

Pasado el tiempo daremos forma a las croquetas con las manos. Puedes darle la forma que quieras, aunque nosotros hemos decidido darle la clásica forma redonda. Tendremos que preparar un plato llano con harina, otro hondo con huevo batido y finalmente uno con pan rallado.

Lo que tenemos que hacer es coger la masa de croquetas, pasarla por harina, luego por huevo y finalmente por pan rallado. Repetimos esto hasta que nos quedemos sin masa.

Una vez las tengas todas listas, las dejamos reposar entre treinta minutos y una hora para que tomen temperatura ambiente. De esta forma evitamos que se abran cuando se fríen.

Leer  Beneficios del Té Chai

En este punto ya casi hemos terminado con la receta. Lo que queremos hacer es preparar una olla o una freidora o una freidora de aceite. Pondremos el fuego fuerte y abundante aceite. En el momento en que el aceite se haya calentado bien (sin que humee), añadimos las croquetas.

Las dejaremos unos minutos y nos aseguraremos de que estén hechas por todos los lados. Sabremos retirarlas cuando estén doradas por todos lados. Mientras se cocinan, sácalos y escúrrelos. Para ello, puedes poner papel de cocina en un plato y colocar allí las croquetas. El papel absorberá el exceso de aceite. Después de esto, solo nos queda esperar unos minutos, y ya podemos comer las croquetas.

 

Artículo anterior
Artículo siguiente

Related Articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Latest Articles