-1.2 C
New York
martes, febrero 20, 2024

6 beneficios del hongo chaga: inmunidad, inflamación y estrés

¿Qué es el chaga?

El chaga (Inonotus obliquus) es una seta medicinal originaria de Rusia, Siberia, Europa, Canadá y las zonas norteñas de Estados Unidos y Asia Oriental. Esta seta crece principalmente en los abedules (Betula spp.), pero podría crecer en varias otras especies de árboles caducifolios, como la haya, el roble, el aliso y el fresno. El chaga tiene una forma irregular, un brote leñoso de color marrón oscuro o negro que parece una masa costrosa y quemada en los troncos de estos árboles. 

Debajo de su exterior leñoso, el chaga tiene una pulpa color rojizo brillante que está llena de compuestos antioxidantes. Si bien el chaga no es técnicamente un hongo, a menudo es llamado «hongo medicinal» porque también es una seta, como los hongos.

Usos tradicionales de los hongos chaga

El chaga tiene una rica historia de uso en la medicina tradicional de Siberia, Rusia, Escandinavia y entre los nativos americanos. En estos sistemas médicos tradicionales, se consideraba que el chaga poseía una amplia variedad de propiedades médicas. Entre las poblaciones indígenas de Siberia, tradicionalmente es usado para promover la longevidad, aliviar los malestares estomacales, mitigar los resfriados e infecciones respiratorias y ha sido usado de forma tópica para tratar las afecciones cutáneas.

El chaga normalmente es rallado hasta tener un polvo fino y tradicionalmente es preparado como un  o decocción. Hoy en día, este polvo puede ser tomado como té, tintura, polvo o cápsula. El chaga está disponible por sí solo o como compuesto de las mezclas medicinales a base de hongos. Las mezclas a base de hongos a menudo son vendidas como polvos y mezcladas en otros líquidos para su uso diario.

La popularidad del chaga se ha disparado en los últimos años debido a su reputación como un adaptógeno y su posible papel en la promoción de la salud general y mejora de varias afecciones. Hoy en día, las investigaciones científicas modernas están recurriendo al conocimiento tradicional e investigando los muchos beneficios del chaga. 

Nutrientes del hongo chaga

El chaga contiene una amplia variedad de compuestos bioactivos responsables de sus efectos para la salud. A continuación, se presentan algunos de los componentes clave en el chaga:

Polisacáridos

El chaga es rico en betaglucanos, un polisacárido conocido por sus propiedades que refuerzan la inmunidad. Estos compuestos podrían mejorar la actividad de las células inmunitarias, como los macrófagos y células T, lo que ayuda al cuerpo a defenderse de las infecciones y enfermedades. Los betaglucanos también se encuentran en otros hongos medicinales como el reishi y el maitake, la avenaalgas marinasalgas.

Antioxidantes

El chaga es una excelente fuente de antioxidantes, incluidos los compuestos fenólicos y los flavonoides. Estos antioxidantes ayudan a combatir el estrés oxidativo y reducir el daño celular provocado por los radicales libres, y podría incrementar el superóxido dismutasa y el glutatión en el cuerpo.

Ácido betulínico

Cuando crece en los abedules, el chaga puede acumular ácido betulínico del árbol. El ácido betulínico ha mostrado prometedoras propiedades antiinflamatorias y antitumorales en los estudios preclínicos.

Melanina

El color oscuro del chaga se debe a su alto contenido de melanina. La melanina podría actuar como un antioxidante y ofrecer efectos protectores frente al estrés oxidativo. En el cuerpo humano, la melanina es la responsable de la pigmentación de la piel y ayuda a bloquear la radiación UV, lo que puede dañar el ADN en nuestras células cutáneas y dar lugar al desarrollo de cáncer de la piel y envejecimiento. Los nutrientes como la tirosina y el cobre son importantes para la producción de melanina.

Leer  la mejor respuesta natural para mejorar tu estado de ánimo

Beneficios para la salud del hongo chaga

1. Modulación del sistema inmunitario

Las propiedades de refuerzo inmunitario del chaga son atribuidas a sus polisacáridos, incluidos los betaglucanos. Estos compuestos estimulan la producción y actividad de las células inmunitarias, lo que mejora la capacidad del cuerpo de combatir las infecciones. 

Específicamente, se ha demostrado que los betaglucanos activan las células de nuestro sistema inmunitario innato. Estos tipos de células son la primera línea de respuesta frente a los agentes patógenos y comienzan a combatir las infecciones antes de que nuestro sistema inmunitario haya empezado a producir anticuerpos específicos para los microbios invasores. Asimismo, el chaga podría mejorar la producción de citoquinas, o mensajeros químicos que ayudan a las células de nuestro sistema inmunitario a comunicarse entre sí. 

2. Reducción de la inflamación

La inflamación está involucrada en el desarrollo de muchas enfermedades crónicas. El ácido betulínico, abundante en el chaga, ha mostrado efectos antiinflamatorios en los estudios preclínicos. Estos hallazgos indican que el chaga podría tener posibles aplicaciones en el control de las condiciones inflamatorias debido a su alto contenido de ácido betulínico. Asimismo, el chaga contiene otros compuestos antioxidantes y antiinflamatorios, que podrían ayudar a reducir el daño oxidativo de la inflamación en el cuerpo.

3. Propiedades adaptogénicas

El chaga ha sido usado en la medicina tradicional para promover la vitalidad y la salud general. Este hongo es un potente adaptógeno, una sustancia que se cree que ayuda al cuerpo a adaptarse a los factores de estrés y mantener la homeostasis. 

Si bien el chaga podría no ser tan conocido como los adaptógenos como la ashwagandha o rhodiola, el uso histórico y tradicional confirma que ha sido usado por mucho tiempo para ayudar a nuestros cuerpo a responder a las demandas de nuestro entorno. Los últimos estudios realizados en animales, indican que el chaga podría mejorar la respuesta fisiológica a las situaciones estresantes.

4. Efectos antibacterianos y antivirales

Además de sus efectos sobre el sistema inmunitario, el chaga ha sido investigado por sus propiedades antivirales y antibacterianas. Algunos estudios indican que los extractos de chaga podrían inhibir el crecimiento de ciertos virus y bacterias. 

Un reciente estudio basado en un modelo por computadora indica que los componentes del chaga, incluidos los betaglucanos, ácido betulínico y otros polisacáridos, podrían bloquear la unión del SARS-CoV-2 con las células humanas. Si bien se necesitan más investigaciones, estos hallazgos indican que el chaga podría tener potentes propiedades antimicrobianas frente a varios agentes patógenos. 


El chaga podría ser un potente aliado para reforzar la respuesta del cuerpo ante los agentes patógenos invasores debido a sus acciones antimicrobianas y de estimulación inmunitaria.

5. Podría fomentar el metabolismo y glucemia saludables

Se ha demostrado que los compuestos polisacáridos del chaga mejoran la regulación de la glucemia (azúcar en la sangre) y el colesterol en los estudios realizados en animales. En un estudio, los ratones alimentados con polisacáridos de chaga tuvieron una mejora en los valores de glucemia en ayunas y menor resistencia a la insulina. Otros estudios realizados en animales han mostrado que los polisacáridos del chaga podrían reducir el colesterol total, colesterol LDL (malo), los triglicéridos, y a la vez que aumentar el colesterol HDL que protege el corazón. 

Leer  Ensalada de huevo (sin huevos)

Dado que estos estudios solo se han realizado en animales, no hay manera de saber si estos efectos se traducen a los humanos, pero los resultados son prometedores y ameritan mayores investigaciones acerca de los efectos del chaga sobre el metabolismo, el nivel de azúcar en la sangre y el colesterol. 

6. Efectos sinérgicos

El chaga a menudo es combinado con otros hongos medicinales y adaptogénicos, como el reishi, el shiitakecordycepsmelena de león. Cada tipo de hongo o seta medicinal tiene distintas propiedades y componentes. Al combinarlos, podemos experimentar los efectos de varias especies que podrían complementarse entre sí. 

Por ejemplo, el chaga podría ser energizante para algunas personas, mientras que el reishi posee una naturaleza más calmante. Usar estos dos hongos al mismo tiempo podría mejorar los efectos de ambos. Asimismo, muchos hongos medicinales contienen potentes compuestos que modulan la inmunidad, así que usar varios tipos de hongos puede ayudar a redondear un protocolo de refuerzo inmunitario. 

Efectos secundarios del hongo chaga

Por lo general, el chaga es considerado seguro para la mayoría de las personas cuando se consume con moderación. Sin embargo, hay algunas consideraciones importantes y posibles riesgos para ciertas personas.

Debido a sus posibles efectos anticoagulantes, el chaga podría interactuar con ciertos medicamentos, especialmente los fármacos anticoagulantes y antiplaquetarios. Las personas que toman medicamentos anticoagulantes deberían consultar con su profesional de la salud antes de usar el chaga. Dado que el chaga podría reducir el nivel de azúcar en la sangre, las personas que toman medicamentos o suplementos para la diabetes deberían hablar con su profesional de la salud antes de usar el chaga.

El chaga contiene ácido oxálico, que puede causar problemas renales o promover el desarrollo de cálculos renales en grandes cantidades. Las personas con un historial de cálculos renales o enfermedades renales deberían tener cuidado al usar el chaga.

Si bien es raro, algunas personas podrían ser alérgicas al chaga, lo que daría lugar a reacciones alérgicas una vez consumido. Es una buena práctica comenzar con una pequeña dosis para evaluar la tolerancia, especialmente si está consumiendo chaga por primera vez.

El chaga puede acumular metales pesados de su entorno. La calidad y pureza de los suplementos de chaga puede variar considerablemente entre marcas y fuentes. Es esencial obtener los suplementos o extractos de chaga de proveedores de buena reputación para garantizar la seguridad y eficacia.

¿Los hongos chaga son sostenibles?

La cosecha excesiva del chaga se ha vuelto un problema preocupante debido a su creciente popularidad. Es relativamente fácil identificar el chaga, así que se ha vuelto propenso a la cosecha excesiva. Esto constituye una amenaza considerable tanto para las poblaciones de chaga como para los ecosistemas que habitan. 

Las prácticas de cosecha sostenibles son fundamentales para garantizar la disponibilidad a largo plazo del chaga y proteger el delicado equilibrio de los ecosistemas forestales. Al hacer énfasis en los métodos de recolección responsables, limitar la cosecha a un nivel sostenible y respetar el ciclo de crecimiento natural del chaga, podemos preservar esta valiosa medicina para las generaciones futuras.

Conclusiones

El chaga ha sido usado por siglos en la medicina tradicional. Esta seta medicinal y sus componentes tienen una amplia variedad de efectos sobre el cuerpo, incluido el refuerzo del sistema inmunitario, la reducción de la inflamación y el aumento de los antioxidantes. El chaga ha exhibido propiedades antibacterianas y antivirales en los estudios preclínicos. Si bien la evidencia científica que respalda estas afirmaciones es alentadora, se necesitan más investigaciones, incluidos ensayos clínicos en humanos, para establecer sus efectos de forma definitiva.

 

Related Articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Latest Articles